«Just be who you are»


*ATENCIÓN: CONTIENE VOCABULARIO VULGAR*

Ian está sentado en el bar bebiendo para olvidar por qué está mirando fijamente a Mickey. Está esperando a que éste exprese sus sentimientos, pero es tarde, e Ian está cansado de mentir y de esconderse. No quiere que Mickey sea su pequeño y sucio secreto. Quiere más que besos robados en la parte trasera de las gradas de un campo de béisbol. No quiere ser un juguete o una cálida boca. Ya no más.

La fría noche y el hirviente alcohol se comen a Ian vivo. Las líneas borrosas de su pensamiento no le confunden demasiado todavía, así que bebe otro chupito de whisky. Sabe lo que siente y no puede estar tranquilo, pues la impotencia le sofoca. Pasa una mano por su cabello pelirrojo y suspira. Mickey le prometió que eran pareja, pero si ésto fuera cierto, estarían juntos en el mismo lugar. De hecho, Mickey charla con su familia animadamente, sin mirar a Ian, porque él es invisible en este momento.

La gente viene y va. Fuera del bar, sus respiraciones se transforman en nubes que se alejan hacia las estrellas, justo como Mickey hace. No puede aceptar que está enamorado de otro hombre y trata de cambiar. Lucha su batalla interior fumando horas, bebiendo su dolor y pegando y golpeando a gente inocente, incluso a Ian. No sabe cómo enfrentarse al amor; ha crecido en una familia donde el amor no existe. Además, su padre, Terry, es un delincuente homófobo. Si se enterase de que su hijo mayor está teniendo una aventura con un hombre, esparcirá la sangre de los dos por el suelo.

El hecho de que Mickey no puede vivir sin Ian, tampoco, le vuelve loco. Lo que tienen le hace libre, sin embargo, al mismo tiempo él está atrapado en una pequeña caja y se está quedando sin aire.

Mickey va junto a Ian, quien se está poniendo un abrigo verde. A pesar de que los labios de Ian forman una recta y pálida línea y sus ojos azules están apagados, sin vida, Mickey no se da cuenta de que Ian está esperando un intrépido y desvergonzado beso. Desafortunadamente, el chico de pelo negro, Mickey, está más pendiente de los movimientos de Terry que de las necesidades de su amante.

—¿Te vas, Ian? Vale, te veo en tu casa —dice Mickey con indiferencia. No puede soportar tener a Ian y a su padre juntos en el mismo edificio, así que está aliviado de que Ian se vaya del bar.

—No, no vengas —contesta Ian, seriamente—. Hemos terminado.

La cara de Mickey palidece y frunce el ceño. De pronto, siente que alguien le ha arrancado el corazón y lo ha destrozado en mil pedazos, mordiéndolo salvajemente. No obstante, se traga sus emociones y actúa como si no hubiera entendido que Ian está cortando con él.

—¿De qué cojones estás hablando? —escupe.

La atmósfera es violenta y tensa: Mickey parece perdido, mientras que Ian solo desea correr.

—No quiero ser más tu amante —responde el pelirrojo—. Vete a buscar a otro idiota.

—Ian, para... —empieza a decir Mickey, pero Ian niega con la cabeza.

—Tienes miedo de tu padre, ¿no es así? —susurra, con valentía. Él, que es muy alto, se acerca a Mickey y le mira directamente a los ojos azules—. Eres un cobarde, un gallina, porque no le dices a nadie de tu familia quién realmente eres.

—Cállate la puta boca o te daré una paliza —le amenaza Mickey, sin vacilar.

—Lo que tú digas, chico duro. —Ian toca el pecho de Mickey con la punta de dos dedos y aprieta contra éste—. Pégame si eso te hace sentir mejor, pero no cambiaré de idea.

Se dirige a la salida y abre la puerta sin mirar atrás. Aunque está roto por dentro, sabe que ha hecho lo correcto.

Inesperadamente, Mickey da un golpe a la mesa, e Ian se gira con curiosidad. Mickey está en medio del bar y todo el mundo le está mirando. Se rasca la nariz y se muerde el labio.

—Eh, atención, por favor. Tengo algo que decir...




PD: #gallavich forever.

Comentarios

  1. OOOOMG!! Me encanta! Necesito saber si hay una segunda parte de esto porque ¡DEBERÍA TENERLA! Lo digo enserio.... Me has dejado sin palabras. Tu manera de escribir siempre me ha gustado :D

    Besoos!!^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Lo cierto es que no tiene segunda parte... jajaja No porque sea una perezosa y no quiera escribirla, sino porque me gustaría que quienes lo leyeran inventasen su propio desenlace. Quizá Mickey rechaza de una vez por todas a Ian, quién sabe :3
      Muchas gracias por tu comentario, ¡me animas a seguir escribiendo y a no dejar el blog de lado!

      Nos vemos pronto,
      ¡besos! <4

      Eliminar
  2. Owww estuvo hermoso!!! Gracias por escribirlo, es el primer fanfic de Gallavich que encuentro en español :') y es sobre uno de mis episodios favoritos *o* De nuevo gracias :3 GALLAVICH ❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias!!

      La verdad, no tenía ni idea de que era el primer fanfic. Escribí esto para una clase de escritura creativa, así que imagínate... El capítulo 4x11 también es uno de mis episodios favoritos omg Gallavich son la mejor pareja ficticia que existe y me muero por ellos *-*

      ¡Nos vemos! <4

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Quieres darme algún consejo? ¿Quieres criticar mi blog o a mí? ¿Quieres saber cómo puedes hacer que tu perro sepa cantar tirolés? Escribe tus opiniones o preguntas aquí, te responderé con mucho gusto si eres respetuos@ :) Si no, te enviaré a la mafia rusa.

Entradas populares de este blog

20 Series Tag

Take on the World

Follow You